viernes, 12 de junio de 2009

CAP. (2) 1º DON QUIJOTE NO SE RINDE A LA RAZÓN

Busto de Pancho, fotografiado por Òscar en la Diputaciòn de Ciudad Real en 2004
(si ya le pregunté que cómo que estaba don Quijote sólo)


CAP. (2) 1º D. QUIJOTE NO SE RINDE A LA RAZÓN (Caballero andante hasta la muerte).

Enjundioso, ilustrativo y muy nutritivo capítulo donde, después de 10 años de ausencia aunque sólo un mes de la vuelta a casa de don Quijote, se solidifican con descansadas y renovadas fuerzas, los principios fundamentales que rigen el pensamiento y el hacer de nuestro Sr. Caballero don Quijote.

Vuelve el Sr. Hamete Benengeli a coger las riendas de la narración, para que el tal Avellaneda no se ponga “los moños” y se apropie de los trofeos de ser ahora el padre de la recién nacida segunda parte.

Recomendaban el cura y el barbero, a la ama y a la sobrina, que alimentaran a don Quijote con viandas de mucha sustancia, como buenos pucheros de garbanzos y verduras con su hueso de jamón y bien poblado de generosos trozos de carne avícola. Pero cuando, pasado más de un mes, el “rapador” y el clérigo deciden visitar a don Quijote por escrutarle el cerebro, encuentran a éste: “sentado en la cama, vestida una almilla de bayeta verde, con un bonete toledano colorado, y estaba tan seco y amojamado, que no parecía sino hecho de carne momia”. Por lo que se ve, el ama y la sobrina, se habían dedicado a mal alimentar a su señor a base de cremas de calabacines y pendejos, y no con enjundiosos pucheros como el cura y el barbero les habían indicado. ¡Pobre caballero el que no come puchero! (si no pregúntenle al amigo Pedro Ojeda, cómo estaba el que comió en casa de Fernando Portillo).

Inician el cura y el barbero el escrutinio cerebral a don Quijote, comunicándole que los turcos andan revoltosos, y que quieren “apalancarse” en las costas de Nápoles y Sicilia. A lo que don Quijote contestó que, para evitar esos asentamientos, tenía él una formula magistral; pero que no se la revelaría ahora por evitar: “…amaneciese mañana en los oídos de los señores consejeros, y se llevase otro las gracias y el premio de mi trabajo”. ¡Cuánta razón tiene don Quijote!, ¿cómo pasar si no, a los anales de la Historia, como él pasó?: pues con sus formulas magistrales.
Una vez que el cura y el barbero, ya le hubieron prometido guardar silencio para con el secreto de estado del que don Quijote era único propietario, nuestro amojamado caballero les reveló la estrategia napoleónica a seguir: convocar por parte de las más altas instancias del Estado, a todos los caballeros andantes que por sus tierras pululan; y que, aunque no acudieran al reclamo más que media docena, con ellos bastaría para derrotar al turco.

Al escuchar la sobrina la estrategia que su tío explicaba al ensotanado y al rapador, exclamó: “¡que me maten si no quiere mi señor volver a ser caballero andante!. A lo que dijo don Quijote: CABALLERO ANDANTE HE DE MORIR. Y como digo en el título a este comentario: d. Quijote no se vence a la razón, ha de ser caballero andante hasta la muerte. Con toda la carga ética y de responsabilidad que ello supone; carga con su cruz y asume todas las consecuencias que conlleva tal compromiso. Crea la primera O.N.G. (U), o sea, Unipersonal, que en el mundo ha existido; cuyo decálogo de principios ya de sobra conocemos, por citar un par de ellos: “desfacer agravios y socorrer a menesterosos”;y es que para ello, ¿acaso hay que estar locos?.

Acaba don Quijote el cap. con un excelente y elegante discurso, sobre las virtudes y heroicidades de (creo que he contado hasta trece) un buen ramillete de caballeros andantes con los que, de ir a defender las colonias, El Turco “se queda pelando las barbas”


REVULSIVA NOTA:

Poco más que añadir, sólo deciros amigos, que la semana fue algo correteada y por eso no me extendí más en mi comentario.
Además he simultaneado los amaneceres, antes de salir de viaje, con un escrito que tengo ya casi a punto sobre Fernando Savater; personaje a quien tengo por bastante quijotesco. Si puedo, para primeros de semana, lo publico por este revulsivo lugar.
Gracias, Mercí beaucoup, “zenkius veri masch” (alinglé e que no le pego)

12 comentarios:

Cornelivs dijo...

Bueno, bendito sea el todopoderoso Al´ça (que diria Cide Hamete Benengeli). D. Quijote cabalga de nuevo...!

Un abrazo.

P.d.) HE RECIBIDO ESO. ME GUSTA MUCHO. LLAMAME OK? O MANDAME TU TFNO Y TE LLAMO, MI QUERIDO AMIGO. UN ABRAZO...!

María José dijo...

Antonio:
Toma nota del inglés: "Thank you very much"
Dicen por ahí, esos blogs tutoriales y de sabios de internet, que un post de más de 200 palabras es un ladrillo. Que nadie lo lee al completo, o casi nadie.
Así que no te dé apuro que si son breves son más leídos. Tu talento debe ser leído por todos.
Bueno, no hablo por mí. Je je je .
Es sólo un apunte.

Lo de la ONG Unipersonal de D. quijote tiene gracia.

Que lo pases bien o al menos tranquilo. Felicidades.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

pos como dicen por ahí.,. menudo ladrillo has escrito...juas ..pero me lo trago tó...jaja... a lo que venía si a Don Quijo le hubieran endiñao una de langostinos de mi tierra adoptiva con sendas botellicas de manzanilla - que no de infusión - ese...no se arranca del lugar..pero claro con hierbas y coliflor como se va a quear en su sitio....un saludo antonio.... que no te pase ná con la caló que tie que endiñar lorenzo por esas "estepas" cordobesas...ofú..yo me voy a la playa...

Antonio Aguilera dijo...

CORNELIVS:
Y a mi me ha gustado mucho que te guste. Tenemos mucho trabajo por delante amigo.

MªJOSÉ:
Tomo notas del zenkius veri mach, y de lo del ladrillo.
Las ONG (U)unipersonales estaría bien que proliferasen en cantidades industriales: cada uno con nuestro granito (o pedrusco) de arena. Es un placer tenerte cerca siempre.

MANUEL:
E s verdad lo que dices: puchero, o a falta de él unos buenos ejemplares de langostinos de tu tierra sanluqueña; el vinillo-manzamilla, no sé, con la caló que "aze" ya "quillo", mejó fanta.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Así da gusto volver a la senda verdadera de don Quijote. Por cierto: el cocido, magnífico...

Silvia_D dijo...

Un día compartiré un cocido con vosotros, fijo!!

Sólo vengo a dejarte cariñitos y desearte buen finde :), monada!!

Merche Pallarés dijo...

Tienes razón, a nuestro pobre Quijo la ama y la sobrina le alimentaron MUY mal... O, quizá, no era de mucho comer... y del puchero solo tomaba el caldo y los tropezones se lo daba a Sancho...
La foto de nuestro Pancho ¡estupenda! Muchos besotes, M.

Abejita de la Vega dijo...

Ese Sancho parece un patricio romano...
Mucho me temo que no sería muy enjundiosa la dieta confortativa para el corazón y el celebro.¡Menudos charlatanes tenían por médicos!Cuando algo huele a puchero de enfermo es que huele mal...
Se nota que no te gusta la crema de calabacín.
Enjundioso tu comentario.
Un abrazo

Roberto "el ente" dijo...

Antonioooo, sensacional querido!! eso si... EXISTEN LAS MICRO ENTRADAS PARA LAS PERSONAS CON POCO O NADA DE TIEMPO!!! jajajajaja es broma.

UN FUERTE ABRAZO

pancho dijo...

Este P/Sancho parece Séneca. Le falta sólo el sombrero de ala ancha para llegar al revolucionario mejicano del mismo nombre, con apellido de futbolista goleador asturiano.

La comida es un elemento importante en la recuperación de los enfermos de mente en el capítulo. Tanto en el cuento del loco de Sevilla, como en la de DQ, se nos cita como clave en la rehabilitación.

También Sancho forma parte de la ONGQ, aunque él sí tuviera ánimo de lucro, no conseguido, de momento.

Buena semana y cuidado con "eza caló".

Merche Pallarés dijo...

Acabo de ver el video de Priego, bueno, bueno ¡qué maravilla! ¡qué preciosidad! ¿Sale tu casa? Es que Andalucia es inigualable, yo siempre he dicho que soy vasca con corazón andaluz porque todo lo andaluz ¡me chifla! el flamenco, su pescaíto frito, esos pueblos blancos con sus geranios, su gente (mi ex-Fernando, por parte de padre es sevillano). En fin, que eres de un lugar MUY privilegiado querido Antonio. Besotes, M.

Myr dijo...

Hola Antonio,

Paso a saludarte, el video de Priega me encató, gracias!

hahahhaha el bustoo de Sancho Panza parece el de un senador romano. Te estaré leyendo cuando me toque el capítulo,

Un fuerte abrazo

ÑIÑA QUE HABLÓ ANTE LA O.N.U.