jueves, 16 de diciembre de 2010

CAPERUCITA ROJA Y EL LOBO


He encontrado en las carpetas que mi hija guarda con los apuntes de cuando estudió Filología Hispánica, de la cual es licenciada la niña, el siguiente  cuento en verso de Caperucita, que paso a compartir. Supongo que es generalmente conocido, pero siempre arranca una sonrisa leerlo de nuevo.

CAPERUCITA ROJA Y EL LOBO


Estando una mañana haciendo el bobo
le entró un hambre espantosa al Señor Lobo,
así que, para echarse algo a la muela,
se fue corriendo a casa de la Abuela.
"¿Puedo pasar, Señora?", preguntó.
La pobre anciana, al verlo, se asustó
pensando "¡Este me come de un bocado!".
Y, claro, no se había equivocado:
se convirtió la Abuela en alimento
en menos tiempo del que aquí te cuento.
Lo malo es que era flaca y tan huesuda
que al Lobo no le fue de gran ayuda:
"Sigo teniendo un hambre aterradora"...
¡Tendré que merendarme otra señora!"
Y, al no encontrar ninguna en la nevera,
gruñó con impaciencia aquella fiera:
"¡Esperaré sentado hasta que vuelva
Caperucita Roja de la Selva!"
-Que así llamaba al bosque la alimaña,
creyéndose en Brasil y no en España-.
Y porque no se viera su fiereza,
se disfrazó de abuela con presteza,
se dio laca en las uñas y en el pelo,
se puso la gran falda gris de vuelo,
zapatos, sombrerito, una chaqueta
y se sentó en espera de la nieta.
Llegó por fin Caperu a mediodía
y dijo: "¿Cómo estás abuela mía?
Por cierto,¡me impresionan tus orejas!"
"Para mejor oírte, que las viejas
somos un poco sordas". "¡Abuelita,
qué ojos tan grandes tienes!". "Claro, hijita,
son las lentillas nuevas que me ha puesto,
para que pueda verte, Don Ernesto
el oculista", dijo el animal
mirando con gesto angelical
mientras se le ocurría que la chica
iba a saberle mil veces más rica
que el rancho precedente. De repente
Caperucita dijo: "¡Que imponente
abrigo de piel llevas este invierno!"
El Lobo, estupefacto, dijo: "¡Un cuerno!
O no sabes el cuento o tú me mientes:
¡Ahora te toca hablarme de mis dientes!
¿Me estás tomando el pelo...? Oye, mocosa,
te comeré ahora mismo y a otra cosa".
Pero ella se sentó en un canape
y se sacó un revolver del corsé,
con calma apuntó bien a la cabeza
y -¡pam!- allí cayó la buena pieza


***
Al poco tiempo vi a Caperucita
cruzando por el Bosque...¡Pobrecita
¿Sabéis lo que llevaba la infeliz?
Pues nada menos que un sobrepelliz
que a mí me pareció de piel de un lobo
que estuvo una mañana haciendo el bobo.
"Cuentos en verso para niños perversos",

Roal Dahl, Ed. Altea

10 comentarios:

Manolo dijo...

Qué cosas encuentras rebuscando en viejas carpetas. No lo conocía y se lo voy a mandar a mis nietos, para que se rían tanto como yo. La Caperucita de la ilustración (que también se escapa de los cánones conocidos) no.
Pobre lobo, a quién se le ocurre.
Un abrazo

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

A mí siempre Caperucita me pareció más peligrosa que el lobo.

Asun dijo...

Pues yo no conocía esta versión.

Se encuentra Caperucita con un animalito por el bosque y éste le pregunta:
–¿A dónde vas Caperucita?
A lo que ella contesta:
–Eh, eh. Mucho cuidado... Señora de Feroz.

Besos

Myriam dijo...

Supongo que el bosque-nevado- estaba en Burgos... ¿y qué hubiera sido de la tierna e infeliz Caperucita en ese frío sin la piel del lobo? Todo sea por el bien de la causa.... jejejeje

BIPOLAR dijo...

JAJAJAJAJA QUÉ BUENO
PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS

Cuántas maneras de acercar la literatura a los niños con preciosísimas y deleitosas ilustraciones

:P

Merche Pallarés dijo...

¡Genial! Una cosa no me ha quedado clara ¿lo escribió tu hija o Roal Dahl? Besotes, M.

Paco Cuesta dijo...

El lobo mató para comer, Caperucita para hacerse un sobrepelliz. Me asaltan razonables dudas.

El Gaucho Santillán dijo...

Pobre lobo!!

Esta Caperuzita no es "ecologica"!!!

Un abrazo.

Aldabra dijo...

Pues yo no conocía esta vesión del cuento, ha estado muy divertida. La imagen también está muy bien, sí... pero que muy bien ¿verdad chicos?

biquiños,

Cornelivs dijo...

Mmm.... vaya con Capercita, querido amigo, ufff, dan ganas de convertirse en lobo para comersela crudita y enterita.

;)


Un abrazo y feliz fin de semana...!

ÑIÑA QUE HABLÓ ANTE LA O.N.U.