lunes, 20 de julio de 2009

SU SANTIDAD QUIJOTE I DE LA MANCHA

(Como imagen, compartimos la del post anterior, que Ojito dice que una imagen sirve para más de mil palabras): vean lo que hace el Gimnasio

CAP (2) 6, continuación

En vano intenta la sobrina abrir los ojos de su tío, advirtiéndole de que: “todo eso que se dice de los caballeros andantes es fábula y mentira, y sus historias ya que no las quemasen, merecían que a cada una se le echase un sambenito…”. A lo que don Quijote contesta, ahíto de indignación, que aquella rapaza era digna de un ejemplar castigo, pero que la perdonaba por ser hija de su hermana y nieta del padre de él.
“¿Cómo que es posible que una rapaza que apenas sabe menear doce palillos de randa se atreva a poner lengua y a censurar las historias de los caballeros andantes?”, con esta pregunta, inicia don Quijote un discurso-reprimenda dirigido a su sobrina, después del cual la sobrina queda admirada por la locuacidad y poder de persuasión que posee su tío. Ella piensa que, con ese don que posee para comunicarse y reprender, lo más acertado es que se hubiese metido a cura, ya que, con el paso del tiempo, escalaría alto en la jerarquía eclesiástica: ¿Acaso suena mal la denominación ….Su Santidad Quijote I de La Mancha?.
Peor suenan los lamentos y Quejíos que su tío emite cuando lo vuelven a casa todo apaleado por culpa de sus andantes locuras caballerescas.
Lo suyo, sin duda, debería de ser el púlpito. Porque, ¿dónde va, ya a sus años, a enderezar “tuertos” siendo ciego; además de viejo, enfermo, e hidalgo pobre?.

¿”pa qué dijo na” la sobrina sobre la supuesta pobre hidalguía de su tío?.
Se desboca el verbo de don Quijote explicándole a la sobrina, y por extensión “todos pillamos repaso”, las cuatro formas de linajes que hay en el mundo: cómo los pobres pueden volverse ricos, cómo los ricos en pobres, los ricos pobres retornar a pobres ricos y viceversa.(¿Ustedes se han enterado de algo?, yo tampoco.).
Para ilustrar el sube y baja de los linajes, nos hace un despliegue sobre distintas civilizaciones que él conoce de buena fe: Otomanos, Faraones, Tolomeos de Egipto, Césares, medos, asirios, persas, griegos y bárbaros.
Pero, de lo que mayormente está compuesta la masa social, es según sus propias palabras:
“Del linaje plebeyo no tengo qué decir, sino que sirve sólo de acrecentar el número de los que viven”.
Pues supongo que el común de los mortales estamos metidos en el saco de los plebeyos: ni pinchamos ni cortamos.

Acaba don Quijote su solemne discurso cuando escucha llegar a Sancho. El ama que le tiene animadversión al escudero, se esconde rauda y veloz en el primer escondrijo que encuentra…..

Está ya, todo a punto, presto a salir en busca de nuevas aventuras. El capítulo siguiente nos mostrará el camino a seguir.

9 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

Me he reido de nuevo con tu análisis. Sí, somos todos plebeyos (menos la Duquesa de Alba) y condenados a trabajar para ganarnos el pan de cada dia... ¡Ay, quién hubiera sido noble en el S. XVII! Menudo chollo tenían ¡ni siquiera pagaban impuestos! TUCCI dixit. Y lo que TUCCI dixit, para mi, ¡va a misa! Besotes, M.

Cornelivs dijo...

Me gusta tu analisis, querido amigo.

Un abrazo.

§♫*€lisa*♫§ dijo...

FELIZ DIA DE LA AMISTAD!!!

te vi en lo pedro y salte acá a tu reducto de letras para dejar huella aunque el tiempo ha pasado y nos vamos poniendo viejos jajajaj

que tengas una semana preciosa:=)

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

En efecto, ya nos queda menos para echarnos al mundo.
Añado esta entrada a las noticias de hoy, que publiqué antes.

Abejita de la Vega dijo...

Antonio: os habéis debido pasar horas y horas en el gimnasio para conseguir esa tablita de lavar o chocolatina o como se diga.Felicito a Ojito por la foto.Lo que me pude reír.
Cervantes tiene cuidadín con la Iglesia, aunque sutilmente, muy sutilmente meta su visión crítica propia de un erasmista,que ya había ardido alguno que otro.Es curioso que la sobrina le vea en un púlpito, sí. Su Santidad Quijote I de La Mancha.Eso es.
un abrazo

Selma dijo...

Acabo de pasar un buen rato, al leerte,Antonio... Y he vuelto en el Post anterior para ver si alguien se había movido en la foto.. y no!! las tabletas de chocolate no se han derretido ni al sol ni ante las miradas de las Ninfas, Sirenas u ondinas...;-)

Un beso!

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Ay Antonio..entre los cangrejos del Salao y la caló...verás como la Iglesia se entere "texcomulga" del tirón..mi agradecimiento a Merche por hacer mis palabras ex-cátedra...saludos

El Gaucho Santillán dijo...

Excelente anàlisis, Antonio. muy divertido, como siempre.

Pasa por el mìo, que te escribì algo!!!

Anónimo dijo...

Vaya vaya, aquí no hay playa. Buena cuadrilla de segadores quijotizados.

Al menos ahora hay una clase media que aunque paga impuestos, se puede permitir cargar el coche hasta arriba y echarse a las carreteras con dirección al alivio playero del calor. Además ya se tarda menos. Nos han puesto las playas más cerca con tanta autopista. pancho

ÑIÑA QUE HABLÓ ANTE LA O.N.U.