viernes, 13 de marzo de 2009

COMENTARIO AL CAP.1.42 DEL QUIJOTE

Nota de Ojito: Perdón, por no haber podido poner la imagen con el texto, debido a asuntos personales, he tenido que ir a Córdoba de viaje. Espero que les guste el montaje, gracias ..... saludos a todos.

NOTA PROVISIONAL:

Si algun desocupado lector llegara antes de que Ojito Saltòn haya publicado la imagen, le ruego que vuelva màs tarde; pues mi triste texto sin su imagen es como perro sin amo.


Cap 1.42 de don Quijote.
(Que trata de la conclusión de la aventura del Cautivo, y de la llegada de un oidor a la venta; con hija, pero sin cama).

Una vez concluido el relato cautivo-moruno, todos los escuchantes quedaron gustosísimos, y expresaron su gusto en poder volver a oírla algún otro día.

No coincidía ya Cervantes, en la segunda parte de la novela, con el gusto de los que más arriba he denominado escuchantes.
Según leo en “Claves de literatura española” de Vicente Gaos, el memorable Manco de Lepanto, no quedó satisfecho con la inclusión del Curioso impertinente y la Historia del Cautivo, en la primera parte del Quijote (siempre opiné que debía de haberlo pensado antes).

Metidos ya en faena del cap.42, vemos como llegan a la venta “ un coche, con algunos hombres de a caballo”, quienes pidieron hospedaje a la ventera. La ventera les contestó que lo sentía en
el alma, que aquella venta era de las denominadas de “suelo pelao”, o sea que, o traes tu propia cama, o duermes en el suelo.
Pero cuando, finalmente la ventera, descubrió la alta alcurnia a la que pertenecían aquel hombre, que era oidor, y su clara hija que lo acompañaba, que para más inri también se llamaba Clara, llegò a ofrecerle su propio dormitorio.

La bizarra, hermosa y gallarda doncella que iba de la mano del oidor, su padre, es motivo de unas elogiosas palabras por parte de don Quijote, quien, a todas las mozas y doncellas diviniza (algo menos a las casadas). Ésta que hoy nos ocupa será “al parecer de diez y seis años” (tierna ternera), y algunos de los milagros que don Quijote le adjudica son que, ante ella, “no sólo deben de abrirse y manifestarse los castillos, sino apartarse los riscos, y devidirse y abajarse las montañas, para dalle acogida”.

Y ya puestos con las milagrosas virtudes que poseen algunas doncellas, mencionemos otros poderes que el de la Triste Figura no declara, pero que “ansimesmo” son “anejos” a las albinas damas, como son:
1) Separar los mares, cual travesía bíblica, en su huída de Argel (“pa no mojase” las enaguas).

2) Ser galardonada por el pirata galo, con cuarenta escudos de oro (no sabemos si el galo le besó los pies, los otros le besaron las manos… en el cap.anterior. Ver sección “besamanos”).

3) Poseer un magnífico almacén de chatarra, parte de la cual luce al cuello, tobillos, rostro, ombligo, y tal vez en otras pudendas partes (el rostro y la pechuga podemos apreciarlos en el comentario al cap. anterior. Hagan girar hacia atrás las ruedecilla del ratón, allí Ojito Saltón les espera con la imagen).

Finalmente, dan cobijo a la clara chica , en el camarachón del sexo débil, que será débil sólo de fuerza física, porque de fuerza estética, las del camarachón, son unas “Sansonas”. De esta forma, reunimos en un mismo cielo, un trío de astros, que quemaran los ojos de tanto mirarlos. A saber: la del blanco pie (y por lo visto, también el resto del cuerpo), la manialba o metálica dama, y finalmente el astro más pequeño, pero no por ello menos embriagador a los sentidos, y que no es otra que la preclara hija del oidor, muchacha de claro nombre, que claramente prefería dormir en cama, y que no tiene muy claro (porque duerme) qué hace en la venta un encantador que canta, metamorfoseado en mozo de mulas (creo que no me expresé muy claro).

También se da la feliz coincidencia de que El Cautivo es hermano del recienllegado oidor. Todos celebran este reencuentro (con una cena, y doble para los que allí ya estaban) con dulces besos y húmedos lagrimeos.
Comunica el oidor a su reencontrado hermano que toda la familia se encuentra bien. El padre, ya “metido por verea” de sus lujuriantes y alcohólicos excesos, y el hermano menor lleva una vida próspera en el “Pirú”, país que se encuentra al ladito del “Icuador”.

REVULSIVA NOTA:
No estoy hoy muy contento de este comentario, lo he realizado en dos madrugones, cuando he echado mano, he perdido el texto del primer día, el cual he tenido que rehacer ahora, viernes tarde, deprisa y corriendo. Pero, ¿por qué les cuento yo mis penas? Jajajaja. Espero que les guste.

Saludos revulsivos y laterales.

16 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

¡Me ha encantado! ¡Genial! Volveré a ver la foto de Ojito. Muchos besotes, M.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

He de reconocer que yo no he podido ver aun una doncella con esos poderes, pero quién sabe.
Volveré a por Ojito.

Merche Pallarés dijo...

Ya he visto el excelente, como siempre, fotomontaje de OJITO. Me ha encantado volver a ver el burrito de Sancho. Lo que no he captado es lo del lienzo blanco en el palo... (Igual cuando esté más despierta, caigo... Suelo ser de efectos retardados...). Besotes, M.

pancho dijo...

Cotizados si estaban, sí, los aposentos en esta venta. Los que más sufrían las consecuencias de la aglomeración humana eran los animales.

Me he dado una jartá a reír con lo de la venta del "suelo pelao" y lo de "icuador". Me viene a la mente la canción de Paco Ibáñez cuando cantaba al Arcipreste: "hace mucho el dinero, mucho se le ha de amar, al torpe hace discreto, hombre de respetar..."

En clave de humor, productivo trabajo de dos madrugones.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Mereció la pena esperar por la foto. Ya veo que llevamos en crisis unos cuantos siglos...

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Es que la crisis llega a cualquier lado...bueno solo a lo que nosotros queremos...la ternera tierna...si no, no hay quien la coma....creo llego en el momento álgido..o sea en el del erscuchador...saludos

El Gaucho Santillán dijo...

Exelente estudio, Antonio, y muy lateral. La foto, como siempre, perfecta y a tono.

Saludos

DianNa_ dijo...

Jajajajajaaa si es que "sois" geniales!! todo mola, foto y texto!!

Muchos besos y feliz domingo, al menos sin crisis de risas :P

Antonio Aguilera dijo...

MERCHE:
El burrito de Sancho es encantador. Le llamaremos Platero.
La cama tiene el lienzo porque es una cama aristocràtica de la època. No sè si lo tendrìa para evitar los mosquitos jajaja.

Antonio Aguilera dijo...

PEDRO:
Como a don quijote no se le resiste nada, yo pensè atribuirle unos poderes adicionales a estas damas.
PANCHO:
Te dejè mi "congratulechion" por tu apertura de blog, ya te era necesario; o mejor dicho: nos era necesario a nosotros tus colegas, que celebramos tus entradas.

Antonio Aguilera dijo...

MANOLO:
En todas partes hay tiernas terneras, sòlo hay que estar atento. jajaja
MI GAUCHO:
Laterales estamos, y algo torcidos ya de la espalda jajaja; cosa de los años.
DianNa:
Es un placer que te guste.
Pasadlo bien en la playa.

Merche Pallarés dijo...

Ay, sí, llamémosle de ahora en adelante PLATERO, creo que es el nombre que le va a las mil maravillas; seguro que Juan Ramón Jímenez se inspiró en el rucio de Sancho para escribir su maravilloso relato. De ahora en adelante siempre será ¡Platero! (para mi, por lo menos...) Besotes, M.

santiago dijo...

como siempre amigo mio, el genio fluye por tu blog
Un abrazo

Mª Antonia dijo...

¡Claro que me ha gustado! Geniales vuestros ingenios, Antonio y Ojito.
Divertidísimo.

Un abrazo.

Abejita de la Vega dijo...

Tu personalísima visión de las doncellas de la venta, de antología.¡Bien por la literatura revulsiva!
Un abrazo.

DianNa_ dijo...

El video, me había olvidado de agradecerte el link. Es verdaderamente patético que una ñiña, tenga que recordar a esta sarta de ineptos lo que es la realidad.

Besos, pequeño y feliz tarde

ÑIÑA QUE HABLÓ ANTE LA O.N.U.