viernes, 21 de noviembre de 2008

CAPITULO XXVIII DE DON QUIJOTE

Imagen By: Ojito Saltón


LA POBRECILLA DOROTEA ES POSEIDA POR EL FIERO LEON DON FERNANDO:
"Yo pobrecilla, sola entre los míos, mal ejercitada en casos semejantes...."

EL ACTO AMATORIO MAS RAPIDO DEL MUNDO:
"y con volverse a salir del aposento mi doncella, yo dejé de serlo..."


CAPÍTULO XXVIII. (I) D. QUIJOTE DE LA MANCHA
Felicísimo he sido leyendo este capítulo, al igual que lo fueron “los tiempos donde se hecho al mundo el audacísimo caballero D. Quijote de la Mancha”. Y no fueron dichosos, estos tiempos, “sólo de la dulzura de su historia, sino de los cuentos y episodios…..”.
Una vez más, Cervantes hace despliegue de argumentos, para hacer constar que su obra está a la altura de las más prestigiosas hasta ese momento. En ella conjuga La épica: Don Quijote. La picaresca: Sancho. El género pastoral: Marcela. El relato morisco: Zoraida. La novela de amor: Dorotea. Y, sobre todo, la novela dentro de la novela: El curioso impertinente, y la novela consciente de serlo.
Encuentran nuestros protagonistas a un zagal, que resulta ser zagala, lamentándose, al tiempo que se lava los pies en un cristalino arroyo que por allí discurría. Esta zagala debe de ser muy discreta y cortesana, según “la color” de su piel. Sus pies son como blanco cristal; su pierna que por tener poco alzada una polaina, aprecian que es de blanco alabastro, y sus manos como la nieve. Sensual realmente debe de parecerles esta dama, que no mozuela como dije antes, pues como más adelante veremos, perdió su condición de doncella en un plisplàs. Vemos como la blancura en las damas era distintivo de alta condición social, en cambio las labriegas tenían el cutis “bronceado” por el sol que tomaban segando en los campos de mieses. Podemos apreciar las “tres gracias albinas” de Rubens, por ejemplo.
La mencionada dama relata a nuestros protagonistas el motivo de encontrarse por tan ásperos parajes; ella, que era hija muy querida de un rico hacendado, fue objeto de ultraje por el contubernio que contra ella tramaron su doncella y D. Fernando, que era un mozo atractivo, locuaz y adinerado de la comarca.

9 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

¡Buen resumen del capítulo! Y me gustan mucho los dos encabezamientos, señalando el interés sexual de Fernando y su rápida desaparición... una vez satisfecho.
Un abrazo.

manuel de la rosa dijo...

Desde luego Cervantessabía lo que se hacía, combinando géneros y abuisando de la parodia... saludos

María José dijo...

Antonio:
Cervantes fue un genio, y por algo el Quijote su obra maestra. Obra de rerencia clasica, y primera novela entre las novelas.

Mas, si las Tres Gracias de Rubens (que tuve el placer de admirar en El Museo del Prado)muestra la blancura de la piel, distintivo de la elevada clase social. Así mismo esos cuerpos aparecen celulíticos como otro símbolo de belleza femenina de la época.

Un saludo.

El Ente dijo...

Hola Antonio... gran resumen y gran imagen... aunque creo que despues del desenfreno sexual de Dorotea, ese león fiero quedará tan docil como un "lindo gatito" jejeje

Un abrazo y te enlazo a mi blog!!

Pepe Galleta dijo...

Antonio:

Sí, tenías razón. Espectacular montaje el de Ojito Saltón. Una interesante fusión del Simba de El rey león con los amantes de Boris Vallejo.

Que sigas bien.

Pepe Galleta dijo...

Antonio:

A mí me gustaría reemplazar a la delgada, atlética, rojiza y rozagante mozuela del montaje de Ojito... por una de las Tres gracias albinas de Rubens.

¿Qué te parece la idea?

Saludos.

Pepe Galleta dijo...

Antonio:

¿En un plisplás? ¡Pobre zagala! ¡Qué decepción! ¡Jajaja!

Buenas noches.

Darilea dijo...

Ays pobre dama en brazos de tan fiero león jaja.
Besitos.
Pd: El fotomontaje ha quedado genial.

Mª Antonia dijo...

Querido Antonio:
Vengo a saludarte para que sepas que sigo leyendo tus escritos... Admiro tu capacidad de comentar y analizar el Quijote, pero no sé qué puede añadir esta humilde lectora, a la que esta Magna obra le queda grande.

Un abrazo.

ÑIÑA QUE HABLÓ ANTE LA O.N.U.