viernes, 13 de noviembre de 2009

CAP. (2) 23 DE D. QUIJOTE (LA NUTRICIÓN DE LOS SUEÑOS)




CAP. (2) 23 DE D. QUIJOTE (LA NUTRICIÓN DE LOS SUEÑOS)


Eran las cuatro “en punto de la tarde” (una hora menos que en la muerte de Ignacio), bajo un sol nublado (no necesitaron de sombreros), cuando don Quijote empieza a relatar al Primo y a Sancho lo que había visto en la sima. Momentos antes le habían izado de la cueva. Salió nuestro caballero dormido (nuestro flaco hidalgo en cuanto anochece, o se le pone todo negro, se echa a roncar), de forma que tuvieron que arrearle unos “sopapos o collejas” para desperezarlo. Una hora estaría el colega en los brazos de Morfeo; luego cuenta él que fueron tres días, que vio los amaneceres de todos y cada uno. De qué forma se le transmutaría a nuestro caballero el “disco duro” en las oscuridades, que salió con un anormal hambre e imaginación desbordante. Narra a su dual audiencia los detalles:

Les cuenta, que allá en las profundidades, le recibió un viejo con largas barbas blancas (que no resultó ser ni Santa Claus ni Moisés) que resultó ser el mismísimo Montesinos, quien tuvo profecía de que don Quijote bajaría a visitarle: allí lo estaba él esperando. Antes que nada, el Montesinos, le mostró su “mansión”, la cual estaba dividida en múltiples dependencias; estaba, incluso, dotada de cámara frigorífica, donde tenía “en conserva” a su primo Durandarte. Eso sí, sin corazón, porque su primo, ahora fiambre, le pidió antes de morir que se lo hiciera llegar a su amada Belerma. Como no disponía de nevera portátil, se lo mandó en salazón, como un bacalao, para que no se estropeara por el calor del camino y fuera luego a tener tufillo.

Cuenta también don Quijote al Primo (pero al que está con Sancho, no al del muerto) y a Sancho, que vio a Dulcinea con las dos labradoras que la acompañaban, y que iban pegando saltos y pingos como cabras locas. Se ve que éstas también pasaron por la academia de la Peña Pobre, de la que don Quijote era alumno aventajado. Mira por dónde, Dulcinea, que no se había cambiado de vestido ni aseado, desde que nuestra pareja la viera por los campos del Toboso, salió corriendo y don Quijote (cual sabueso) corría tras de ella guiado por la maloliente estela aromática que dejaba a su paso, pero no pudo alcanzarla. La que sí se le acercó fue una de las aldeanas del cortejo de Dulcinea para presentarle los respetos de ésta, besándole las manos. Al mismo tiempo comunicóle que (lo que pasa cuando se juntan varias mujeres), como habían tenido unos gastos extras allá en las boutiques de la cueva, su Señora Dulcinea le solicitaba un préstamo de seis reales, a corto plazo, con la garantía de un “fadellín de cotonía nueva”. Nuestro caballero, no era por no prestarle lo que hiciese falta a su amada, sino que no llevaba encima más que cuatro. Tomó la dama los cuatro reales y en señal de agradecimiento, obsequió a don Quijote con un baile cual “dantzari de arriesku”:

“Y, tomando los cuatro reales, en lugar de hacerme una reverencia, hizo una cabriola, que se levantó dos varas de medir en el aire”

Se lamentaba Sancho de que su amo contara tal sarta de disparates. Don Quijote, comprensivo con su escudero, le contesta: “. Como me quieres bien, Sancho, hablas desa manera -dijo don Quijote-; y, como no estás experimentado en las cosas del mundo, todas las cosas que tienen algo de dificultad te parecen imposibles”.

ANEXO REVULSIVO:

Hemos visto y constatado en anteriores capítulos cómo Cervantes ha sido el inventor de la novela moderna, promotor de la pastoril, empecinado en la poesía y finalmente, el capítulo de hoy da buena cuenta de ello, precursor del género y comic humorístico-desternillante: primer creador de la historia del disparate. Continuaron en esa línea, los posteriores “Mortadelo y Filemón”, “Zipi y Zape” etc en soporte papel, “Los hermanos Marx” en cine, y etcétera de una larga tradición cómica que nos hacen más llevadera esta vida.

Cervantes, de vez en cuando nos recuerda, que para vivir, para sobrevivir, necesitamos de la nutrición de los sueños. Y don Quijote no está loco al mostrarnos la retahíla de personajes, ya mencionados en el transcurso del libro, en situaciones patéticas, ridículas y estrafalarias. No, don Quijote con este mágico e hilarante sueño, sólo intenta ofrecernos una propuesta de salvación: la redención a través de los sueños. De otra forma esta vida sería insufrible.

19 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Cómo me divierte la forma en la que llevas las cosas a un extremo en el que todo se aclara: es muy inteligente esta perspectiva. Esto del cómic, hasta he visto ya a este Merlín quijotesco en manga.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Antonio, amigo...los sueños...el sueño... !leñe¡...nuestra siesta...es que !mecachis¡ ...este Quijano inventó la siesta...total una horita...que le supo a tres días...casi na..

Un abrazo.

Selma dijo...

¡¡Antonio!!
Esta noche acabo la noche Bloggera y Quijotera en tu "casa" y me has hecho reír un buen rato!! Con que brío relatas este Capítulo!
SENSACIONAL ... excepto esta misoginia de ínfluencia cervantina .. "lo que pasa cuando se juntan varias mujeres" Grrr!
¡Es broma!!;-)Antonio!

Besos,y buenas noches.

PD:¡¡Este Ojito, qué hambre le entra cuando "siestea"!!

Merche Pallarés dijo...

¡Qué gracioso el montaje de Ojito! y tu versión del capítulo, tronchante como siempre. Muchos besotes, M.

El Gaucho Santillán dijo...

Un anàlisis estupendo, Antonio. Felicitaciones!!

GIGANTES QUE DESAPARECEN dijo...

Sí, el disco duro lo tenemos allá arriba, sobre las cejas.

¿Iban pegando saltos y pingos como cabras locas? ¡Jajaja! Ya las estoy imaginando. Sobre todo a doña Dulcinea.

Posdata: Interesante montaje. Lo deja a uno pensando.

Saludos

Cornelivs dijo...

Aplaudo a rabiar tu post, querido Antonio.

Magnifico...!

Un abrazo.

Kety dijo...

Muy bueno, en realidad, los sueños, sueños son.
Un abrazo

María dijo...

Interesante post, amigo Aguilera, le felicito.

Saludos.

Lisístrata dijo...

Por fin, en esta tarde de domingo, puedo tener un ratito para comentar tu post, que leí nada más enlazarlo en la red el pasado viernes pero que, como he estado todo el finde de "culillo malasiento", ha sido imposible hasta ahora.

Al hilo de los sueños, quiero compartir contigo y la peña aquí reunida esta imagen de Hypnos de la ciudad romana de Almedinilla (vecina ciudad de tu Priego) y un texto sobre el sueño, menos conocido que el de Calderón de la Barca en el soliloquio de Segismundo , pero igualmente hermoso, cuyo autor es nuestro paisano Lucio Anneo Séneca:
Y tú, ¡oh sueño!, que los males domas,
descanso del alma, parcela de nuestra existencia terrena,
vástago alado de la madre Atrea, lángido hermano de la dura muerte que mezclas veras y engaños, garante del porvenir, a la vez cierto y falso, paz de la Tierra, puerto de la vida, del día solaz, de la noche compaña, que por igual a rey y a esclavo alcanzas; plácido y dulce, aliviando al cansado linaje humano, al que horror da la muerte le enseñas que es la prolongada noche, hazlo caer en profundo letargo
.

Y lo más importante: agradecer la sonrisa q nos arrancas con tu fina y adecuada hilaridad en tu personal comentario de cada capítulo del Quijote.

un saludo muy cordial, Antonio, al resto por extensión.

Antonio Aguilera dijo...

PEDRO: Con tu guìa voy aprendiendo poquito a poco. Gracias

TUCCI: Claro, pues olvidè que don Quijote fue tambien el inventor de la siesta. Y èste admàs colgado de una soga...era traviesillo el hidalgo. Abrazo Manolo.

SELMA: Gracias a tì por tu nutritivas palabras.
Lo de la misoginia es que a veces hace falta para la comicidad del comentario. ¨Nada misògino, tanto monta monta tanto. Ojito es muy gamberro, me pone en apuros; pero lo dejo hacer. Besos.

MERCHE: yO lo paso bien con tus agasajadoras palabras. Me gustarìa escuchar còmo rìes. Ojito no tiene arreglo. Muchos besos.

GAUCHO: gRacias a tì tocayo por estar siempre ahì. Abrazos

CARLOS ALBERTO: Sabes que tu visita es celebrada por este revulsivo. Textualmente dice en el Quijote que pegaban saltos y cabriolas jajaja, no lo inventè yo.
Ojito tiene unos gustos culinarios especiales.

CORNELIVS: Gracias por tu aplauso. Tù sì te lo curras duro. Yo s`lo me divierto. Abrazos

Antonio Aguilera dijo...

KETY: Pasemos la vida soñando, total, vamos a durar los mismos años: NO¨, que dicen que riyendo se vive màs jajaja Besos.

MARIA: Gracias por tus palabras.Besos.

Antonio Aguilera dijo...

LISÍSTRATA: Gracias por dedicarme tu preciado tiempo de Domingo por la tarde. Ya sabes que entras por la puerta grande; bueno y sales por la misma: es que no quería mencionar términos del toreo.

Sabes qué dice Vicent sobre el toreo??, pues que el toreo es al arte, lo que el canivalismo a la gastronomía. Bien por el maestro levantino.

A éste Hynos lo conozco, como bien dices, vive aquí al lado: en el museo arqueológico de Almedinilla.
Colega de salir de copas.

Precioso ese fragmento de Séneca. Qué buena descripción del origen mitológico del Sueño. No lo conocía.

Y tú, que dices que eres culillomalasiento, que andarás de parranda cada dos por tres, cómo sabes tantas cosas??. Agradezco mucho tu información: el autodidacto tiene siempre que estar al loro; a ver qué conocimientos caza cada día.

Muchas gracias Lisis

pancho dijo...

No todo en el toreo es tan malo. Mira lo que inspiró a tu paisano de comunidad: belleza en estado puro.

El día se va despacio,
la tarde colgada a un hombro,
dando una larga torera
sobre el mar y los arroyos.

Ya veo que también viste la influencia de los primos en la historia, aunque el Descorazonado no hizo mucho caso a nuestro hidalgo. Se dio media vuelta y continuó con sus quejíos.

Buen comentario, DQ se va introduciendo en el magín poco a poco y para bien.

Un abrazo

Jan Puerta dijo...

Excelente análisis onírico. Sazonas sin exceso lo que cualquier sicólogo de renombre nos haría ver a fuerza de desigualdades parietales y otras malformaciones congéneres, culpables estas de disparatar en la cueva no profunda de Montesinos. Al fin y al cabo, una cueva y el interior de nuestro cerebro son sinónimos aunque no estén reconocidos por la academia.
Simplemente excelente amigo.

Abejita de la Vega dijo...

El aurresku de la labradora amiga de Dulcinea para dar gracias,la cámara frigorífica para Durandarte, el anciano que no era Papá Noel, el tufillo del vestido...

¡Qué bien expresas el pitorreo que se trae entre manos este Cervantes! Don Miguel parodia los romances porque ya tiene un auténtico empacho de ellos.Hay un momento del capítulo en que da rienda suelta a su hartazgo:
...un juramento y voto a modo de aquel que hizo el marqués de Mantua de vengar a su sobrino Baldovinos, cuando le halló para espirar en mitad de la montiña, que fue de no comer pan a manteles, con las otras zarandajas que allí añadió , hasta vengarle; y así le haré yo de no sosegar y de andar las siete partidas del mundo , con más puntualidad que las anduvo el infante don Pedro de Portugal, hasta desencantarla».
Pero Cervantes bebe del romancero, a pesar de todo.
Nos nutrimos con esta literatura revulsiva, lo cual no es malo, es buenísimo.
Felicito al autor de las imágenes, tanto como al de texto.
Un abrazo

Lisístrata dijo...

como ya te dije algo acerca de tu amable comentario en tu siguiente post del capt (2)24 de Qujote , aquí sólo romper una lanza a favor de la conservación y uso de los argots surgidos en torno a distintos ambientes o tradiciones.

Los ambientes y las tradiciones, por nocivos, bien para animales o personas, q desaparezcan de la faz de la tierra, pero si surgieron palabras al uso de sus espacios y costumbres q se queden con nosotros para ayudarnos en darle expresividad a nuestra comunicación cuando las escogemos en su sentido figurado y de referencia hacia algo q no debió de existir.

Ahora suelo tener mucho mas tiempo q antaño, pues ya no tengo niños pequeños ni adolescentes a los q cuidar y escuchar, ejejej, pero a pesar de tener más tiempo, no ando de parranda demasiado, vayas a creerte, no por nada sino porq una ya no tiene edad (sobretodo ganas, más q edad, aunq creo q ambas cosas van unidas) más q de irse a tomar unas tapitas a un sitio tranquilito y acogedor y a la 3 caña, hecho el nivel, de vuelta pa casa y directa a quemar el alcohol en la horizontalidad como una bendita hasta el siguiente día.

en fin, como hoy es viernes y toca salir dentro de un ratito, aquí dejo un "chin chin" por ti y por quienes nos reunimos en torno a ti.

Antonio Aguilera dijo...

lISIS:
Yo tambièn tengo los niños grandecitos, 25 la niña y 24 el mozo...Pero pensamos que quizás nos hiciera falta alguno para la vejez, y en consecuencia, nos encontramos ahora con un chico de 11 años. Así siempre puede uno estar algo "cabreao", porque estos niños de hoy "to" lo quieren, menos los libros.

El argot o léxico de los distintos oficios y ambientes me encanta, sobre todo el del campo.
Ya lo decía mi madre: "cómo sus apañatis que fuitis vinitis y llegatis antes que acá??".

Gracias por el brindis, estás en todo querida Lisis: a tu salud

Myr dijo...

¡Cómo me has hecho reir con esta entrada!

Buenísma...y vaya que sueños, eh?

Saludos

ÑIÑA QUE HABLÓ ANTE LA O.N.U.