sábado, 14 de febrero de 2009

CAP. XXXVIII (I) DE D. QUIJOTE

CAP. XXXVIII (1) DE D. QUIJOTE

Que trata del curioso discurso que hizo don Quijote de las armas y las letras.


Cervantes pone este curioso (como reza el epígrafe) discurso en boca de don Quijote, al igual que el capítulo siguiente lo pone en boca del cautivo.
Pero el lector, mientras lee, está viendo al mismísimo Cervantes
pronunciarlo. Es, en gran medida, la historia de su vida.
Es al señor de Saavedra al que “vemos” y escuchamos contar su vida.
D. Quijote y El Cautivo no son más que el conducto utilizado.

Resulta menos verosímil el discurso platicado por el eremita de la “Peña Pobre”, pues hasta el momento, no había dado muestras más que de estar como un cencerro: “en los que escuchado le habían sobrevino nueva lástima de ver que hombre que, al parecer, tenía buen entendimiento y buen discurso en todas las cosas que trataba, le hubiese perdido tan rematadamente…”

Aprovecha don Quijote, el momento de la comida, para lanzarles el discurso a los circunstantes; consciente de que mientras quede comida ninguno ha de salir huyendo. Si total, él ya dijo en otro momento, que no “comía pan a manteles”, por más que el auditorio le insistió en que comiera, pero claro, cuando ya habían agotado los manjares. De todas formas, nuestro hidalgo, es mucho más locuaz en ayunas. Será, por eso que dicen, de que el hambre agudiza el ingenio.

A continuación despliega Cervantes, por boca de don Quijote como queda dicho, todos sus conocimientos acerca “de la letrada vida y la vida peleona”, que los dos supuestos, pertenecen a la experiencia y vida personal del “desbrazado” de Lepanto, quien fue soldado por devoción y letrado por obligación.

Demos gracias a dios y al turco que le descerrajó un arcabuzazo, dejándolo inhabilitado para el ejercicio de la armas, pues de otra manera no podríamos gozar ahora en esta nuestra edad de hojalata, de la lectura placentera, de éste su sabroso libro que no tiene parangón en el entero mundo.

A partir del (para nosotros) “feliz” accidente-incidente, sufrido por el Sr. De Saavedra, ya no tuvo que dormir al raso (o nublado) nunca más, sufriendo la orografía del terreno bajo sus espaldas y riñones; claro que, por mucha vueltas que diera en la cama, nunca se caería de ella si el descampado era lo bastante ancho. Ni tendría que preocuparse con qué vestiría la cama (la ventilación es importante en los dormitorios) o si se vestiría él mismo. “Ansímesmo” tampoco había de tener cuidado en cuanto a su alimentación, pues él ya sabía que los animalitos del bosque y las florecillas del prado, nunca se preocupaban en qué comerán ni con qué se vestirán; ya que, ni el mismísimo Salomón, en todo su esplendor alcanzó nunca la belleza de estas criaturas del Señor.
“Pues él, que está en los cielo, proveerá…” se consolaba pensando nuestro más universal y fabulador escritor, durante las largas y frías noches de invierno, con el relente por todo abrigo.

Finalmente, destacaré la condena que hace don Quijote de los modernos y destructivos armamentos, por ser uno de ellos el causante de la pérdida de su brazo:
“Bien hayan aquellos benditos siglos que carecieron de la espantable furia de aquestos endemoniados instrumentos de la artillería, a cuyo inventor tengo para mí que en el infierno se le está dando el premio de su diabólica invención…”.

Y puesto que nuestro profeta Sr. D. Quijote lo dice y lo condena, en el infierno se han de ver todos los malditos inventores y quienes utilizan los modernos armamentos de destrucción humana: llámense bombas de racimo, minas antipersona, bombas de fósforo o cualquier otro demoníaco artilugio.

Un hombre……, un nuevo Mesías lo ha dicho:
Nuestro muy amado Sr. D. Quijote de La Mancha, elevado a los altares por su profeta D. Miguel de Unamuno.


SALUDOS REVULSIVOS Y ESPOLONEADOS

11 comentarios:

Antonio Aguilera dijo...

Como ha pasado media hora y nadie ha venido a verme, pues me apunto un comentario con mi autovisita jajaja.

REVULSIVA NOTA:

ESTE CAPITULO HA SALIDO SIN LA IMAGEN "GAMBERRA" QUE DIJERA MANOLO TUCCI.

HE TENIDO PROBLEMAS DE INTERNET Y OJITO NO HA PODIDO MONTAR EL COLLAGE.

ESPERAMOS MONTARLO MAÑANA O EL LUNES.

DE TODAS FORMAS NO HUYAN Y LEAN SI LES APETECE.

SI ALGUIEN MÀS QUIERE ESPOLÒN QUE LEVANTE LA MANO Y ME DEJE SU DOMICILIO...............YA QUEDAN POCOS.
NO " SUSENTRETENGAIS"

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Bueno... sin imagen gamberreta no quedca igual... ya sabes aquellos de más vale una imagen que mil plabras... en el caso del Quijte...miloones de palaras y ni una puñetera imagen...pero imaginación a tope... creo que si no le hubieran descerrajado el tiro, el amigo Cervantes gana hasta la de Trafalgar..creo que fue letrero por narices...bueno es una suposición experimental....

bueno espero que la cartera de mi barrio se porte...pues hasta que no me quejé en la oficina de correos...estuve 23 días sin recibir ni un recibo del banco...saludos a ti...al ojito un tirón de orejas...por escaqueao.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Qué cierto es que gracias al azar tenemos Quijote: un arcabuzazo a tiempo, el cautiverio de Argel que le impidió regresar a tiempo para pedir un buen destino, no pasar a América...
No sé si así lo vivió el pobre don Miguel, pero así lo agradecemos nosotros.
Excelente comentario, bien visto desde lo personal el discurso.
Esperemos la foto.

Merche Pallarés dijo...

Como siempre, excelente tu relato pero aguardo la foto con gran expectación, preñada de promesa de un parto felicísimo. Besotes, M.

Mónica Pérez dijo...

Hola,

perdón por poner esto aquí, puede borrarlo una vez leído.

Solo quería que supiera de la existencia del directorio de blogs directorio-de-blogs.net, donde usted puede dar a conocer su blog totalmente gratis.

Saludos,
Mónica

DianNa_ dijo...

El demonio es un alma cándida, el crío al que todos echan la culpa de todoooooo!! no hay dioses ni infiernos, los malos somos nosotros :D=

Un bocao!!

DianNa_ dijo...

Ahmm!! se me olvidaba decirte que eres moníiiiiiisimo, Antoñito :)
Besos

Abejita de la Vega dijo...

¡Hola Antonio!
Se echan de menos tus montajes fotográficos que nos hacen ver la esencia del capítulo,con un golpe de vista.Ello no quita para que tus comentarios escritos nanunos golpes agudísimos.
Así que Don Quijote sabe que le va a aguantar el discurso mientras dure la comida y aprovecha.No se me había ocurrido.
Un abrazo de la abejita qe revolotea en "La arañita campeña"

Anónimo dijo...

Estamos tan enfrascados con el cautivo y su viaje en patera a España que el discurso de las Armas y las Letras parece que pasó hace siglos de bronce. Los comensales sabían que el hidalgo estaba descansado, que lo más probable es que se alargara, de modo que le fueron dando; no fuera que se les enfriara la sopa. Comentario que revela, pero que no se rebela, cuidadosa y detenida lectura. pancho

Carlos Alberto Arellano dijo...

Antonio:

Sí, ha sido muy agradable leer esta entrada.

El asunto de las armas, el enojo de Don Quijote, me trajo a la memoria un capítulo de Una selección de catástrofes (o Las amenazas de nuestro mundo), de Isaac Asimov.

Cuenta Asimov que en la última mitad del siglo XV, la pólvora dominó el campo de batalla, y así permaneció durante cuatro siglos más. Y que los franceses desarrollaron la artillería. Y que la artillería contribuyó a terminar con el feudalismo en la Europa Occidental. Sí, las bolas de cañón podían derribar los muros de los castillos y de las ciudades con suma facilidad.

Saludos.

Antonio Aguilera dijo...

MANOLO, PEDRO, MERCHE, DIAnNA, ABEJITA, PANCHO, CARLOS ALBERTO:

DESEO QUE ME DISCULPÈIS POR NO HABLAROS INDIVIDUALMENTE.

EL INVIERNO YA SE ACABA, Y DEBO DE SALIR TODOS LOS DÌAS DE VIAJE.
VUELVO TARDE Y NO TENGO INTERNET EN CASA, SÒLO EN LA OFICINA.

GRACIAS POR VUESTRAS PALABRAS, Y ESPERO QUE SIGÀIS VINIENDO.

ÑIÑA QUE HABLÓ ANTE LA O.N.U.