domingo, 6 de julio de 2008

HAMBRE EN EL MUNDO. culpables: políticos y las grandes empresas multinacionales por especular con los alimentos: ASESINOS



La ONU culpa de la crisis alimentaria a la "política aberrante" del FMI
Ziegler pide una moratoria de cinco años para los biocombustibles
RODRIGO CARRIZO - Ginebra - 29/04/2008


Vota Resultado 129 votos
El relator especial de la Organización de las Naciones Unidas para el Derecho a la Alimentación calificó ayer de "auténtica tragedia" el aumento del precio de los alimentos y pidió fondos suplementarios para atajar el hambre. En el marco de una reu-nión del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, con las 27 agencias que conforman el organismo, Jean Ziegler culpó del drama a los biocarburantes, a las "políticas aberrantes" del Fondo Monetario Internacional (FMI) y a la especulación.


La ONU y el Banco Mundial crean un equipo conjunto para atajar la crisis alimentaria
La noticia en otros webs
webs en español
en otros idiomas
El experto considera "un crimen contra la humanidad" los biocarburantes El Fondo prima cultivos de exportación frente a los de subsistencia

El Fondo prima cultivos de exportación frente a los de subsistencia
La comparecencia ante los medios de comunicación iba a ser una simple conferencia de despedida y balance de gestión del saliente relator especial de la ONU. Pero el suizo Jean Ziegler la terminó convirtiendo en una incendiaria llamada de atención. El sociólogo y escritor, autor de El imperio de la vergüenza, no dudó en calificar la producción de biocarburantes de "crimen contra la humanidad".

Ziegler tampoco ahorró críticas a organismos como la Organización Mundial del Comercio y acusó a su director, Pascal Lamy, de tener una línea de trabajo, "totalmente contraria a los intereses de los pueblos mártires del hambre, porque son los pagos proteccionistas los que permiten a los campesinos cultivar alimentos". Calificó igualmente al FMI de seguir "políticas aberrantes" por desarrollar cultivos de exportación para reducir la deuda exterior en detrimento de las "agriculturas de subsistencia", y abogó por el fin de los "cultivos coloniales".

Dentro del aluvión de críticas, consideró positivo el "cambio de postura" del director del FMI, Dominique Strauss-Khan, quien ha invitado a los gobiernos "a dar una prioridad absoluta a los cultivos alimenticios".

El suizo lanzó además una llamada urgente a todos los donantes del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU a incrementar sus ayudas, puesto que la subida de precios de los últimos tres meses ha provocado una caída del poder adquisitivo del 40%. Según los expertos, la ayuda adicional debería elevarse a 476 millones de euros. "De este programa dependen 75 millones de personas", recordó antes de proponer "una moratoria total de cinco años sobre la producción de biocarburantes".

En declaraciones a este diario, Ziegler disculpó a los países que optan por la agricultura de exportación: "Lo hacen no por cinismo, sino porque necesitan divisas para poder pagar sus deudas y seguir los dictados aberrantes del FMI". El sociólogo aboga por "reglas más duras, en particular en la comercialización de materias primas. Hay que regular las Bolsas de manera que los especuladores pierdan sus ganas de especular".

El relator, cuyo mandato termina mañana, ha sido elegido para integrar el Comité Consultivo del Consejo de Derechos Humanos. Antes de marcharse subrayó que "la transformación masiva de cultivos en biocarburantes ha provocado la escalada de precios de productos básicos esenciales para la supervivencia de millones de personas".

Según datos de la FAO, Fondo de la ONU para la Agricultura y la Alimentación, en el último año el trigo se ha encarecido un 130%, el arroz un 74%, la soja un 87% y el maíz un 53%. Ziegler subrayó que, "si en Europa una familia dedica un 10% de su presupuesto a la alimentación, en el mundo en desarrollo esa proporción puede llegar al 90%".

El polémico analista destacó los casos trágicos de Gaza y Darfur y advirtió de que "millones de personas pueden morir de hambre en los próximos meses" si no se toman medidas. En un oscuro vaticinio, afirmó que "las revueltas del hambre que han tenido lugar ya en 37 países van a intensificarse, y el número de personas afectadas por la malnutrición va a aumentar en los próximos cinco a seis años".

La atención mundial continúa hoy en Suiza. Ban Ki-moon hará públicas sus conclusiones tras reunirse ayer con los directivos de las 27 agencias. Su objetivo era "elaborar un plan de batalla ante la crisis". Ziegler se mostró escéptico: "No creo que Ban Ki-moon disponga de los medios para enfrentarse a las multinacionales que controlan la producción de biocarburantes", dijo a este periódico.

REVULSIVA NOTA: Desde abril que se publicó este artículo, el problema es aún más grave.

8 comentarios:

Darilea dijo...

Nuestro entorno juega un pulso con la vida demasiado difícil, la lástima es que estan poniendo en juego millones de vidas y muy pocos quieren reconocerlo.
Un besito querido Antonio, hay cosas que me pueden y esta es una de ellas.
Muackkkk ya prontito por las tierras de Andalucia. :-)

Mª Antonia dijo...

Querido Antonio:
Desde que tengo uso de razón, he oído hablar del hambre en países poco desarrollados. Hoy tengo 40 años y siguen pasando hambre los mismos de siempre...Ha habido tiempo suficiente y medios suficientes para haber erradicado la hambruna,sin embargo, a los ricos y a los que aspiran a serlo, no les interesa. La clave está en este artículo.
Gracias por hacernos reflexionar y detener un momento nuestro reloj para solidarizarnos con los más pobres, en la medida que nos permiten nuestros caciques...
Un abrazo

El Gaucho Santillán dijo...

Antonio, sabemos quienes son los culpables.

Ellos han manejado la geopolìtica mundial, desde hace màs de 200 años.

Ellos deciden hasta donde llegarà quien ellos decidan. Que futuro tendrà cada quien. Si comerà. Si no.

Es duro no poder hacer demasiado contra tanta tecnologìa de "la guerra de las galaxias", tanto poder atòmico,y, sobre todo, tanto cinismo.

Pero la historia, Antonio, no vendrà a rescatarlos. Les llegarà la hora. Ya està llegando, por medio oriente.

Saludos

lichazul...elisa dijo...

mientras se siga usando combustible fósil
esto seguirá en aumento
es como una hilera de fichas de dominó , empezó una a caer y siguieron las otras...
la crisis entonces aumenta como bola de nieve y de paso arrasa con las economías de otros lados...acá andamos por las mismas
nadie se hace cargo...se pasan la pelotita de un lado pa'otro
pero nadie le pone el cáscabel al gato jajajaja

la humanidad entera está cosechando lo que sembró!!!

viva la polución y la contaminación!!!
ello es el resultado de la arrogancia del hombre sobre el planeta que jura de güata(panza)que le pertenece y que es Él el todo poderoso


muakismuakis

Carlos Alberto Arellano dijo...

Antonio:

¿Entonces es lo mismo en todo el mundo?

Yo no puedo creer lo que están costando las frutas y verduras en Buenos Aires. Te doy un sólo ejemplo: Un atadito de perejil, que costaba 90 centavos hasta hace poco, ahora cuesta 3 pesos. ¿Un atadito de perejil 3 pesos? Pero, ¿estamos todos locos? ¿Qué diablos está pasando? Todo está carísimo. Seis pesos el kilo de manzanas.

Recuerdo que una española que visitaba mi blog, hasta no hace mucho, publicó una furiosa protesta por los precios de las papas en España. ¿Es así? ¿Allí también está todo por las nubes?

La humanidad ha soportado tremendas hambrunas. 30 millones de chinos murieron de hambre entre 1959 y 1961. Y recordemos las miles de personas muriendo de hambre en las calles de París, después de la Revolución Francesa.

Te vi en el blog de Roy esta mañana. Fuiste el primero en comentar. ¿Volverás?

Tu entrada es alarmante. Parece que se avecinan tremendas catátrofes.

Saludos.

Antonio Aguilera dijo...

Amigos,la crisis alimentaria actual es sobretodo el resultado de la especulación que ejercen las grandes compañías multinacionales, que dominan la producción agrícola.

Gracias a todos

Carlos Alberto Arellano dijo...

Antonio:

¿Adónde vamos?

¡Saludos!

Mª José dijo...

Este post también lo leí, eh?

En las fruterias de mi pueblo regalan el perejil. Menos mal, que al precio que anda por Angentina, según comenta Carlos, tendríamos que empezar a variar alguna recetas.

Hasta luego.

ÑIÑA QUE HABLÓ ANTE LA O.N.U.